0 0
Read Time:7 Minute, 49 Second

Eva Vitija ha escrito muchos guiones de largometrajes para cine y televisión, incluidos “Meier”, “Marilyn”, “Madly in Love” y “Sommervögel”. “Das Leben Drehen” marcó su debut en el largometraje documental. Fue nominado para el premio Swiss Film al mejor documental y para un premio de la Asociación Internacional de Documentales, Los Ángeles. La película ganó varios premios, incluido el Prix de Soleure, el Premio de Cine de Basilea y el Premio de Cine de Zúrich.

“Loving Highsmith” se estrena el 2 de septiembre en Nueva York y el 9 de septiembre en Los Ángeles antes de expandirse a nivel nacional en un lanzamiento limitado.

W&H: Descríbanos la película con sus propias palabras.

EV: La película es una especie de biografía amorosa de la famosa escritora de suspenso Patricia Highsmith. Explora la cuestión de qué influencia tuvo el amor en la obra del autor. Conocimos a algunas de sus ex novias y su familia en Texas, quienes por primera vez hablan públicamente sobre su tiempo con Highsmith. Pero también la propia autora da su opinión con conmovedoras citas de sus escritos personales, los diarios y cuadernos que llevó a lo largo de su vida, amablemente leídos por la gran actriz Gwendoline Christie, a quien todos conocen de “Juego de tronos” y “La cima del lago”. .” Además, Highsmith aparece en muchos materiales de archivo interesantes.

Su trabajo está representado por las adaptaciones cinematográficas más famosas de sus novelas, como “Carol” o “The Talented Mr. Ripley”.

W&H: ¿Qué le atrajo de esta historia?

EV: Cuando comencé a descifrar los diarios y cuadernos de Highsmith (son 8000 páginas, material inédito en ese momento), me sorprendió por completo la personalidad que hablaba de estas notas sin filtrar. Highsmith tiene una imagen bastante sombría, que encaja muy bien con las novelas de crímenes psicológicos por las que es conocida. Pero de estos textos personales me llamó la atención una joven aspirante a autora que se enamoraba constantemente, entusiasmada por las nubes con otras mujeres. Historias de amor que muchas veces terminaron en desilusión. E historias en las que, a medida que envejecía, se volvió cada vez más confuso cuánto de eso realmente sucedió en la realidad o solo en su imaginación.

Este joven Highsmith incluso tenía una veta muy romántica y poética, lo que me sorprendió totalmente. Ella simpatizaba conmigo, y la personalidad que reveló tan poco de sí misma en público a lo largo de su vida me tocó la fibra sensible. Primero, solo quería averiguar por qué esta persona pública de Highsmith era tan diferente de la persona que encontré en estos textos privados.

W&H: ¿En qué quiere que piense la gente después de ver la película?

EV: Quiero ofrecerle a la gente la oportunidad de volver a conocer a Highsmith: ¿qué la impulsó? ¿Qué era importante para ella? ¿Qué sentimientos, pensamientos y quizás también decepciones experimentó? Con esta película, me gustaría despertar la curiosidad de la gente sobre el trabajo que ha creado este gran autor, para que quizás puedan leer y entender los libros o sus adaptaciones cinematográficas con ojos diferentes a los que tienen antes.

W&H: ¿Cuál fue el mayor desafío al hacer la película?

EV: A veces no era nada fácil encontrar a las ex novias de Highsmith. En primer lugar, esta generación a veces no se encuentra en Internet, por lo que debe encontrar otras formas de rastrearlos, como un detective. Por otro lado, ni siquiera sabía los nombres de todas las mujeres, y como algunas de ellas no fueron descubiertas, nadie quiso decirme sus nombres. Una mujer a la que busqué durante tanto tiempo que solo la encontré cuando acababa de fallecer. la extrañaba Entonces, a veces, no era tan fácil convencerlos de estar en una película y hablar abiertamente sobre su vida amorosa, que tuvieron que mantener en secreto de su familia y el público durante toda su vida.

Fue un gran regalo que Marijane Meaker en los Estados Unidos, Monique Buffet en Francia y Tabea Blumenschein en Alemania, tres de los seres queridos de Highsmith, participaran en la película.

La familia de Highsmith en Texas también fue muy generosa conmigo, simplemente brindándome su casa, sus álbumes de fotos y sus recuerdos de su tía Patricia para la película.

W&H: ¿Cómo consiguió la financiación de su película?

EV: La película es una coproducción de mayoría suiza y minoría alemana de Ensemble Film en Zúrich y Lichtblick Film en Colonia. Recibimos principalmente fondos públicos para películas en Suiza de varias agencias, incluido el gobierno federal y el cantón de Zúrich y Sankt Gallen, y en Alemania de Filmstiftung Nordrhein-Westfalen. Fue una coproducción con varias cadenas de televisión: la televisión suiza SRG, la televisión tesinesa RSI y la televisión alemana ZDF y ARTE. Además, diversas fundaciones y Media Eurimages han apoyado la película.

W&H: ¿Qué te inspiró a convertirte en cineasta?

EV: Primero comencé a escribir guiones. Antes de estudiar escritura de guiones en Berlín, había escrito algunos cortometrajes. Más tarde, escribí muchos guiones para televisión y cine de ficción. Cuando dirigí mi primer largometraje documental, simplemente no podía dejar que nadie más lo hiciera porque era una película sobre mi padre y cómo filmaba constantemente mi infancia y nuestra vida familiar.

Estoy bastante seguro de que me opuse a la idea de convertirme en director desde el principio porque mi padre filmaba constantemente nuestra vida familiar y también era director de cine. No quería seguir sus pasos, pero al final creo que me influyó mucho el hecho de que mi padre también fuera director. Los actores siempre iban y venían en nuestra casa (mi padre originalmente era actor) y, por supuesto, mis padres veían películas con entusiasmo. Pero creo que siempre admiró más a los escritores que a los cineastas. Y yo también quería convertirme en autor primero, y lo hice.

W&H: ¿Cuál es el mejor y el peor consejo que ha recibido?

EV: El mejor consejo fue probablemente el más simple: solo escucha tu intuición y tómatela en serio en el curso de la realización de películas. Por supuesto, a veces los sentimientos se vuelven locos y las intuiciones pueden no hacerse realidad. Pero es asombroso lo mucho que notas antes de que siquiera puedas nombrarlo. Esa es la mejor brújula a lo largo del largo proceso de hacer una película.

No es necesariamente el peor consejo, pero es uno que no le daría a los escritores jóvenes. Como escritor, primero te enseñan a escribir biografías de tus personajes. Lo encuentro bastante inútil, porque en el cine no tienes tiempo para incluir más de dos o tres rasgos de carácter de una persona. Por supuesto, esos pocos tienen que ser coherentes e interesantes.

W&H: ¿Qué consejo tiene para otras directoras?

EV: Aconsejaría a otras cineastas que busquen buenas aliadas para un proyecto cinematográfico. Un equipo que está a tu lado. Un productor que está detrás de ti. Todavía encontrarás suficientes obstáculos en el camino que intentarán disuadirte de tu visión.

Y aconsejaría a otras cineastas que sean muy claras. Decir no a veces cuando es necesario.

W&H: Nombre su película favorita dirigida por mujeres y por qué.

EV: Hay muchas películas geniales de cineastas. Si tuviera que elegir uno que realmente me impresionó cuando era joven, sería “Vagabond” (“Sans Toit ni Loi”) de Agnès Varda. [The protagonist,] esta joven, que simplemente se toma la libertad de vivir de la manera que quiere y, por lo tanto, influye en mucha gente, me impresionó mucho cuando era adolescente, aunque la película en realidad tiene un final trágico para la joven.

En la película “El piano” de Jane Campion, encuentro increíblemente exitosa la conexión de un amor romántico y el autodescubrimiento del personaje principal. Es una película increíblemente impresionante con sus maravillosas imágenes, actores y música.

W&H: ¿Qué responsabilidades, si las hay, cree que tienen los narradores para enfrentar el tumulto en el mundo, desde la pandemia hasta la pérdida del derecho al aborto y la violencia sistémica?

EV: Como documentalista, me veo como responsable de plantear preguntas a la sociedad investigando y profundizando en temas —no siempre tienen que ser de actualidad— para los que de otro modo uno no siempre se tomaría el tiempo. En el cine documental, por supuesto, siempre existe la pretensión de informar y mostrar cosas a las que de otro modo no tendríamos acceso. También significa crear entendimiento para posiciones que quizás no sean las nuestras y así cuestionar los valores de la mayoría.

W&H: La industria del cine tiene una larga historia de subrepresentar a las personas de color en la pantalla y detrás de escena y de reforzar, y crear, estereotipos negativos. ¿Qué acciones crees que se deben tomar para que sea más inclusivo?

EV: Para mí, uno de los objetivos más importantes de mi trabajo siempre ha sido tratar de romper con los estereotipos. Los estereotipos nos hacen daño porque las personas que se enfrentan a ellos tratan de luchar contra ellos toda la vida y nunca se deshacen de los prejuicios, incluso, por ejemplo, cuando se trata simplemente de encontrar un trabajo o un apartamento. Mi objetivo es escribir historias que no repitan estereotipos. Creo que es muy importante que todos en la sociedad también estén representados en la película como hacedores, porque ellos mismos saben mejor cuán diferentes y alejados están de los estereotipos sociales.





Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published.